Presentación




Mi compromiso:
Hacer visibles a las compositoras en el aula de piano.
Por una educación musical y desarrollo profesional en paridad.

A través de toda la Historia de la Música, la actividad musical creadora de las mujeres ha sido marginada y silenciada de forma injusta. Mediante esta presentación deseo dar a conocer el importante papel de la mujer en la creación musical.
En las páginas de este blog iré mostrando brevemente la vida y obra de algunas de las protagonistas. Este trabajo intenta ofrecer una selección didáctica de obras de compositoras de música para clave o piano.
Partiendo de este punto he iniciado el estudio de estas obras primero como pianista, y después trabajando en el aula, concienciando a mis alumnos sobre esta injusta desigualdad histórica y dándoles a conocer este desconocido y precioso repertorio.
Ellos mismos han sido capaces de comenzar a difundir estas obras mediante audiciones a todo el Centro, siendo conscientes de aportar con su trabajo un merecido homenaje a estas mujeres creadoras.

Históricamente la actividad artística de la mujer no se concebía sin traicionar su destino doméstico.
El genio musical ligado al género masculino ha sido una cuestión indiscutible para la Historia de la Música. Las mujeres podían realizar una carrera como intérprete profesional, aunque no obstante, les era negada  la actividad creadora como compositoras. Pero las mujeres, afortunadamente para nosotros, superando todo tipo de obstáculos, componían música de todos los géneros.
Esta breve presentación comienza con Elisabeth Jacquet de la Guerre (París 1667-1729), por ser la primera compositora relevante en la Historia de la Música que presenta una extensa producción de composiciones para clave.
Trataré de mostrar cómo todas estas artistas injustamente poco valoradas y conocidas en el transcurso de sus vidas , vivieron con olvido y tristeza lamentables prejuicios sociales.
El siglo XVIII, y sobre todo XIX presentó una proliferación en el número de mujeres compositoras e intérpretes con mayor reconocimiento periodístico y un público más numeroso.
La participación de la mujer en la composición musical, ámbito reservado a los hombres, fue debida entre otras causas a la invención del piano y a las imperantes corrientes sociales y políticas europeas   .
Afortunadamente, el papel de solista e instrumentista de cámara era algo habitual en el entorno doméstico, y éste era un lugar donde las mujeres compositoras o intérpretes habían sido aceptadas sin demasiados impedimentos.
Por desgracia, el espacio doméstico contrasta con el ámbito público donde se dan a conocer e interpretan las grandes y famosas  obras. La edición de composiciones e interpretaciones públicas les eran prohibidas terminantemente  a las mujeres respetables.
Los hombres han sido durante siglos los maestros y  genios de las artes, las ciencias y la cultura.
La tendencia  masculina también ha "informado" de forma sesgada en los libros de Historia y de  texto de todas las disciplinas, entre ellas la creación musical.
Durante siglos ha prevalecido un mundo creado a imagen y semejanza del género masculino, y generaciones de mujeres, han sido aleccionadas para aceptarlo y asumirlo como un dogma o precepto.
Afortunadamente y a pesar de todas estas trabas, las mujeres continuaron y continuarán componiendo Música.
En nuestras manos está hacer algo para que las cosas cambien manifestando sin descanso este ultraje y desigualdad, concienciando a las nuevas generaciones de músicos desde las aulas.


Mª Carmen Pinto
Profesora de Piano
del Conservatorio Profesional
Francisco Guerrero
(Sevilla)

                                                  




Saltando barreras históricas:

“La música es totalmente dañina para la modestia que corresponde al sexo femenino, porque se distraen de las funciones y las ocupaciones que le corresponden…Ninguna mujer con ningún pretexto debe aprender música o tocar ningún instrumento musical”
Papa Inocencio IX, 1686


"El saber moderado sienta bien a una dama, pero no la erudición. Una joven que gastó sus ojos leyendo merece que se rían de ella".
Mosés Mendelssohn



"Las mujeres pueden llegar a igualar e incluso superar intelectualmente a los hombres, pero como la biología ha impuesto que ese progreso intelectual se realice a costa de sus funciones reproductoras, corresponde condenarlas por razones biológicas".
Moses Mendelssohn, Sex in Education (1908)



"La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer"
Ludwig Van Beethoven

"No hay compositoras, nunca las hubo y posiblemente nunca existirán"
Sir Thomas Beecham, director de orquesta británico (1916)